Noticias Ibero
Ibero Tijuana

Acompañamiento académico entre estudiantes y profesores es esencial en la educación ignaciana

Fecha de publicación: 07-10-2020

 

Octubre 2020.- Las tutorías y acompañamiento académico que reciba un estudiante puede marcar la diferencia en el desarrollo de su formación profesional en la Universidad Iberoamericana.

´´San Ignacio de Loyola habló sobre la importancia del acompañamiento como la cura personalis, un término que suele traducirse como el cuidado o atención particular a la persona´´, expuso el Dr. Francisco Valverde Díaz de León, profesor e investigador de IBERO Puebla, durante la conferencia sobre el Programa de Tutorías en IBERO Puebla.

Esta reunión fue un encuentro entre universidades del Sistema Universitario Jesuita (SUJ) con líderes de los diferentes programas académicos de la IBERO Tijuana para compartir información y experiencias.

El Programa de Tutoría ofrece un proceso voluntario de acompañamiento académico para estudiantes en coordinación con un profesor, profesora o tutor, formado especialmente para proveer orientación sistemática durante su trayectoria académica.

“En ese sentido, la cura personalis es el pivote de toda la educación ignaciana”, precisó el Dr. Valverde, “esta es la relación entre el estudiante y el profesor en donde el estudiante asume el protagonismo de su desarrollo educativo”.

Consideró a la tutoría como una expresión de la cura personalis, ya que esto ayuda a que los alumnos y alumnas fortalezcan sus capacidades sociales y profesionales, entablando vínculos positivos ya que pueden llegar a sentirse solos e inseguros.

Por su parte, el Mtro. Óscar Rojas Godínez, coordinador del Área de Formación y Orientación Educativa de IBERO Puebla, compartió parte del proceso que ellos aplican para identificar a estudiantes que podrían necesitar tutorías basados en algunos indicadores.

“Este programa va dirigido a estudiantes con bajo rendimiento y con ciertos factores de riesgo identificados: promedio de preparatoria, que hayan estudiado en una prepa abierta y el género ya que hemos encontrado que los hombres son más propensos al abandono escolar, si son foráneos, tienen bajos resultados de CENEVAL, y un promedio inferior a 7”, precisó.

Una vez identificados, el Consejo Técnico del Programa de Tutorías notifica formalmente a los estudiantes para sugerirles la integración al proyecto en busca de su orientación y acompañamiento.

A lo largo del proceso se recolecta todo tipo de información que sirve para dar un seguimiento adecuado y analizar si las tutorías están dando resultados positivos, explicó la Mtra. Dafne Reyes Jurado, orientadora educativa y profesora de IBERO Puebla.

“Durante la primavera 2020 hubo 151 tutorados dados de alta, 133 tutorados reportados que tras concluir sus tutorías un 57.6% vio un incremento en su promedio, mostrando así su efectividad”, señaló, “asimismo las principales dificultades identificadas fueron la falta de compromiso con el nivel universitario, académico, problemas psicológicos y malos hábitos de estudio”.

De esta manera, la IBERO Tijuana continuará el fortalecimiento y desarrollo de su Programa Institucional de Tutorías en busca de mejorar la experiencia educativa y universitaria de todos sus estudiantes.

Por Daniel Iglesias

IBERO Tijuana




::   Más noticias

Comparte: